¿Hay algo que siempre quisiste hacer (y probablemente podrías) pero que simplemente no has hecho? 

 

Muchas veces nos apegamos a algo que sabemos y amamos, incluso cuando existan cosas que nos dan curiosidad o intriga. Para algunas personas salir de su zona de confort les resulta más difícil de lo que imaginan y sólo en algunos casos especiales es que se atreven a explorar nuevas experiencias.

 

Es difícil probar cosas nuevas, especialmente si esa no es tu naturaleza inherente. Entiendo totalmente la incomodidad que conlleva intentar algo desconocido, ser vulnerable en un ambiente o experiencia diferente, pero recomiendo reflexionar sobre estas preguntas:

 

¿Qué cosas siempre quise probar, pero no?
¿Qué hay en esa lista que podría hacer esta semana? 

 

Este es un gran punto de partida para salir de tu zona de confort, porque estás buscando cosas que ya te atraían desde el principio. (Lo cual es diferente de, por ejemplo, probar algo recomendado por otros que, tal vez disfrutarías si le dieras una oportunidad, pero eso no necesariamente te motivaría de inmediato.) Además, si identificas algo que puedes hacer en este momento (o esta semana), ¡Será más probable que lo hagas realmente!

 

Intentar cosas nuevas aumenta la autoconciencia, estimula la creatividad, ayuda a superar el miedo, aumenta la confianza, proporciona sabiduría y te permite ver el mundo desde una perspectiva diferente. Sé lo difícil que puede ser para algunas personas hacer cosas nuevas, pero la recompensa en mucho más grande y satisfactoria que cualquier esfuerzo que consideres necesario. Además, estamos empezando el año y resulta una gran oportunidad para comenzar a realizar nuevas actividades e incluso nuevos proyectos. Esta semana, intenta hacer algo que siempre quisiste y ¡mira cómo te hace sentir! Aquí hay algunas ideas de cosas que podrías hacer…

 

  • Come en un restaurante que nunca antes has probado.
  • Conduce por un camino por el que siempre has estado interesado.
  • Escribe un correo electrónico (¡o una carta!) a alguien que aprecies mucho.
  • Regístrate para una clase de baile / yoga / fotografía, etc.
  • Aprende sobre los árboles y plantas alrededor de tu hogar.
  • Solicita ser voluntario en una organización local o institución benéfica.
  • Hazte una lectura de tarot o de mano en persona o en línea.
  • Vé a un espacio despejado donde puedas observar las estrellas.
  • Prueba aquella idea de Pinterest que anotaste hace siglos.
  • Comience un diario (¿Tal vez uno de gratitud?).
  • Toma fotos de algo que te genere inspiración/motivación y que quieras recordar.
  • Aprende a cocinar una comida que realmente te gusta comer.
  • Cuéntale a alguien cómo te sientes realmente.
  • Cuelga una hilera de luces, adornos o fotos sobre tu cama.
  • Mira un tutorial sobre una habilidad que has querido dominar.
  • Apoya causa en la que crees completamente.
  • Ve a la biblioteca y lee algunos libros.
  • Envíale flores a alguien que amas solo porque sí.
  • Busca la respuesta a una pregunta/duda/inquietud que hayas tenido estos últimos días.
  • Adopta un perro o un gato (o cualquier otras mascota).
  • Crea algo que nunca has hecho antes.
  • Inscríbete en alguno de nuestros cursos online.
  • … has cualquier cosa que realmente siempre has querido hacer y has pospuesto.

 



 

Si tienes muchas ganas de comenzar este año haciendo un cambio en tu vida y enfocandote en alcanzar tus metas para así obtener el bienestar que tanto deseas, te invitamos a inscribirte en nuestro curso online:

 

Conoce y práctica los 8 pasos para crear la vida de tus sueños.