El estrés y la ansiedad son trastornos que afectan a más personas que nunca estos últimos años. Muchas investigaciones sugieren que el estrés en el lugar de trabajo puede tener efectos adversos.  Puede conducir a enfermedades físicas y psicológicas (se le atribuye uno de cada diez accidentes cerebrovasculares) y, en el peor de los casos, el estrés en el lugar de trabajo puede provocar problemas con los compañeros, para concentrarse y realizar las tareas asignadas, e incluso llegar a extremos de abuso de alcohol o sustancias en un intento por ahogar la tensión de la experiencia.

Sin embargo el arteterapia puede ser enormemente beneficioso para ayudar a lidiar con el estrés laboral y procesar las emociones involucradas. Concentrarse intensamente en cualquier actividad (ya sea crear arte, concentrarse en un pasatiempo o incluso leer un libro) puede ayudar a aliviar el estrés temporalmente al distraer y reenfocar la mente al menos por un tiempo. Sin embargo, lidiar con el estrés de forma más permanente requiere soluciones más creativas. Así es como el arteterapia puede ayudarte a lidiar efectivamente con el estrés laboral en tu vida:

No tienes que verbalizar cómo te sientes

Algunos aspectos de llevar una vida estresante pueden ser difíciles de hablar y procesar. Sin embargo, el arteterapia o las terapias expresivas no siempre requiere que sus practicantes verbalicen el estrés que estás experimentando, sino que les permite expresar lo que sienten y liberar su ira e infelicidad sin necesidad de expresar sus emociones a través de las palabras.

Ni siquiera tienes que ser un artista para disfrutar de los beneficios de este tipo de abordaje; de hecho, los resultados artísticos de tus esfuerzos son secundarios a los beneficios emocionales que puedes cosechar. Tus conocimientos sobre la causa de tu estrés y ansiedad aumentará, y tendrás una mayor autoconciencia sobre lo que te está conduciendo a ese estado de estrés y, finalmente, cómo puedes evitar estos desencadenantes de ansiedad.

Puedes practicar arteterapia antiestrés en cualquier lugar

La terapia de arte fomenta la creatividad y la autoexpresión; sensaciones que generalmente son suprimidas y no experimentadas en el lugar de trabajo convencional. Sin embargo, se puede usar para contrarrestar las emociones negativas que se experimentan en el ambiente laboral: el arteterapia es una forma portátil de terapia, y se puede practicar sola sin el apoyo de un terapeuta (aunque siempre se recomienda la ayuda de un arteerapeuta profesional, siempre que sea posible).

Esto significa que, si trabajas en un entorno corporativo, puedes desestresarte durante la hora del almuerzo pintando o coloreando: en lugar de perder el tiempo de inactividad estresado por los comentarios negativos de tus clientes o compañeros de trabajo. Puedes plasmar cualquiera de esas emociones negativas a través de tu obra de arte y expresar lo que estás sintiendo, esto te ayudará a superar el estrés, la ansiedad y la depresión.

Aprendiendo las técnicas involucradas

Aunque la mejor forma de practicar arteterapia es con la orientación y el apoyo de un especialista, hay una serie de técnicas que puedes probar por tu cuenta y que te ayudarán a eliminar el estrés en un período de tiempo relativamente corto.

Una técnica para intentar es escribir una tarjeta postal (que nunca pretendas enviar) a alguien en tu lugar de trabajo que te haya causado un estrés significativo: el proceso de escribir el texto será terapéutico en sí mismo, pero diseñando y creando los aspectos visuales del la postal también hará que te relajes y disminuya cualquier enojo que estés experimentando. Una vez que hayas roto y arrojado la postal al cubo de la basura, verás que tus niveles de estrés disminuyen y la persona o personas que te causan estrés pierden su poder.

Alternativamente, si eres muy crítico con tu obra de arte (y sientes que no tienes talento o no eres creativo), ¿Por qué no intentar dibujar en la oscuridad o con los ojos cerrados? Con esto, además de aliviar el estrés, estarías en libertad de tu critico de arte interno. Una vez que vuelvas a encender las luces o a abrir los ojos, te sorprenderás de lo que has creado, pero esta creación será secundaria al alivio del estrés de crear arte en primer lugar.

La belleza de estas dos técnicas es que pueden practicarse durante el tiempo que desees, dependiendo de la cantidad de tiempo que tengas. Solo diez minutos de arteterapia autodidacta pueden mejorar la calidad de tu día y los niveles de estrés o ansiedad que experimentas.

 

 

Si deseas conocer más estrategias para aliviar tu estrés, te invitamos a inscribirte en nuestro curso online: Diluyendo la tensión en mi vida en donde encontrarás una gran variedad de técnicas (arteterapéuticas, psicoterapéuticas, corporales y espirituales) que te servirán para poner en práctica en cualquier lugar y eliminar de tu vida el estrés y la ansiedad.

 

¿Quieres más artículos como éste?
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe semanalmente en tu email nuestras noticias.