Todos tenemos un potencial creativo y podemos desarrollar nuestra creatividad en cualquier área de nuestras vidas a través de la práctica, estimulando nuestra capacidad creadora, la cual es innata y además, la habilidad de mirar las cosas de una forma diferente. Acá te dejamos una descripción de algunas cosas que las personas altamente creativas hacen diferente. Esperamos que este artículo pueda servirte de referencia y promover en ti la práctica de acciones creativas.



  1. Sueñan despiertos: Dejar que la mente ‘vuele a otra parte’ a veces puede ayudar al proceso de incubación creativa y traer a tu mente ideas que no sabes explicar cómo llegaron a ti, activando procesos neuronales relacionados con la imaginación y creatividad. De manera que es posible sumergirte en un mundo donde todo es posible y eliminar las barreras de lo concreto.

  2. Observan todo: Observar para ellos suele ser una actividad muy importante ya que pueden percibir detalles en su entorno, en las personas, en los comportamientos y situaciones que le permitan conectar en su mente diferentes ideas o incluso generar nuevas. Muchos incluso llevan agendas o libros de notas para garabatear o tomar apuntes sobre sus observaciones diarias.

  3. Identifican sus horas más productivas: Debido a la práctica, saben cuales son los momentos en los que pueden generar más o mejores ideas y lo usan a su favor, estructurando su vida alrededor de ello. Algunos pueden hacer sus mejores creaciones a las 2 o 3 am., mientras que otros pueden estar más inspirados para escribir a las 7 am. por ejemplo.

  4. Toman tiempo para estar solos: La mayoría suele producir su mejor trabajo en momentos de soledad y es que son esos momentos donde pueden hacer uso del soñar despierto; algo que por lo general no resulta práctico si se encuentran rodados de muchas personas. No tienen miedo ni sienten incomodidad por estar solos; todo lo contrario saben aprovechar esos momentos al máximo.

  5. Buscan nuevas experiencias: El poder abrirse a nuevas aventuras, situaciones y situaciones amplia su espectro y le brinda mas recursos para poder usarlos en sus creaciones. Viajar, probar cosas nuevas, leer y aprender suele ser algo muy común en ellos y les permite estimular más aún su capacidad creativa.

  6. Ellos fracasan: La mayoría no le tiene miedo a fracasar, pueden verse frustrados por momentos, pero siguen adelante. Muchas veces antes de que un trabajo tenga mucho éxito se han cometido varios fracasos. “Las personas creativas fallas y los verdaderamente buenos, fallan a menudo”.

  7. Se hacen grandes preguntas: Mantienen un sentido de curiosidad por la vida a cada momento, por lo general quieren saber el por qué, el cómo y el para qué de las cosas; lo que le permite cuestionarlas, no conformarse, intentar modificarlas o percibirlas desde otros puntos de vista.

  8. Toman riesgos: La creatividad consiste en crear cosas de la nada, en ver cosas de un modo que no habían sido vistas anteriormente, de manera que el riesgo es de por sí algo intrínseco del mundo creativo.

  9. Ven la vida como una oportunidad de auto-expresarse: Generalmente la curiosidad creativa nace de una necesidad interior del sujeto, de un deseo o anhelo, de manera que forma parte de una expresión individual. La mayorías, sino todas las grandes obras de la humanidad, fueron el resultado de una visión personal y en el caso de los grandes artistas suele ser el resultado de una necesidad personal de expresarle al mundo su propia visión de las cosas.

  10. Siguen sus verdaderas pasiones: Suelen tener tanta motivación intrínseca que resulta el combustible suficiente para hacer aquello que les apasiona, más allá de las opiniones o críticas de otros; incluso si esa pasión no les genera ingresos económicos, ya que su empuje no es algo externo, el algo mucho más profundo.
¿Quieres más artículos como éste?
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe semanalmente en tu email nuestras noticias.