Tal vez nunca te habías planteado esto y es que muchas veces vemos el término autoestima como un cliché, un concepto que se habla mucho desde la psicología, pero que resulta algo abstracto y en algunos casos poco práctico, pero es verdad. La Clave de tu éxito personal y profesional comienza con tu autoestima.

Imagínate que vas a una entrevista de trabajo. Eres una persona con baja autoestima, insegura, no confías mucho en ti mismo/a; y al llegar a la oficinas de las entrevistas te encuentras a 10 ó 20 personas que aspiran por el mismo puesto que tú. Automáticamente comienzas a tener pensamientos pesimistas, te pones nervioso e incluso triste y piensas que no conseguirás el puesto, que seguramente hay otros mas calificados que tú. ¿No crees que tú actitud, todos esos pensamientos y sentimientos de desmerecimientos, productos de tu baja autoestima, se reflejarán en tu entrevista y al final será más propenso que obtengas el resultado que tanto piensas?

Ahora imagínate otro escenario. Tienes una pareja y percibes a está persona ‘demasiado buena para ti’, tiene muchas cualidades, es una persona atractiva, inteligente, simpática y tú no sabes ‘que vio en ti’, pensando que seguro puede terminar ‘aburriéndose de ti’, ‘engañándote con otra persona’ o simplemente dejándote. tal vez incluso puedes llegar a dudar que te ama o tiene sentimientos hacia ti o puede que no entiendas por qué te ama y está contigo. Otros casos típicos de estos escenarios son los celos obsesivos que reflejan una enorme inseguridad interior (y problemas de autoestima) que pueden convertirse en ‘profecía autocumplida’, terminando por hacerse realidad tus peores pesadillas.

Todavía no estás convencido/a de que la autoestima es la base de todo… Te pongo más ejemplos…

¿Cómo vas a ayudar a tus hijos a construir una buena y saludable autoestima si tú no la tienes? Los hijos aprenden mayormente por aprendizaje vicario, es decir observando. Ellos se dan cuenta de un modo u otro de las contradicciones presentes en lo que nosotros, como padres, les decimos y lo que hacemos. Si somos personas muy críticas, inseguras, no estamos conformes con nuestro cuerpo, con lo que hacemos o con quien somos, muy probablemente va a repercutir en ellos afectando de un modo u otro su propia estima.

Un niño con baja autoestima posiblemente se convierta en alguien introvertido, tímido y solitario. Le costará hacer frente a las distintas circunstancias que se le puedan presentar en la adolescencia y la adultez, tener relaciones estables, incluso desenvolverse exitosamente a nivel profesional, puede llegar a ser victima de abusos, maltratos o cualquier otro tipo de violencia. Como adulto puede ponerse en segundo lugar y ser sumiso ante las figuras de autoridad; por lo general son personas que no llegan a cumplir sus metas y en algunos casos no llegan a plantearse metas personales.

Incluso para expandir tu zona de confort y aventurarte a hacer cosas nuevas y diferentes, necesitas contar con confianza en ti, con seguridad, con optimismo y motivación y todo eso debería nacer desde una autoestima saludable; de lo contrario podría venir de un impulso repentino; como por ejemplo comenzar a hacer ejercicio, que termina por desvanecerse y desaparecer.

¿Ahora ya me crees? Puede que pienses que estoy exagerando y eso será en casos extremos… en ese caso te invito a que reflexiones profundamente sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes metas personales? ¿Cuantas de ellas has cumplido o estás en camino por cumplir?
  • ¿Qué tan frecuente te dices a ti mismo/a que te quieres, que te amas o que eres el/la mejor?
  • ¿Qué tan satisfecho/a estás con tu vida? ¿Qué tan positivo eres de que puedas mejorar?
  • ¿Qué tan satisfecho estás con tu cuerpo? ¿Aceptas tus cicatrices, manchas, lunares, etc.?
  • ¿Qué tan a menudo postergas algo que quieres hacer?
  • ¿Consideras que tienes mucha autocritica?
  • ¿Cómo eres en tus relaciones de pareja?

En lo personal no creo que una persona pueda tener buena autoestima en el trabajo y mala con la pareja, ya que no es algo externo sino que forma parte de ti y como tal te acompaña a donde vayas. Incluso la manera en la que manejas el dinero y las finanzas puede hablar de tu autoestima. Así que recuérdalo siempre, la autoestima es la base sobre la cual construirás toda tu vida y siempre es mejor tener los mejores cimientos, para evitar que todo colapse.

Lo importante de todo esto es que tú puedes construir y fortalecer tu autoestima en el día a día, con practicas de amor propio, de aceptación y respeto personal. Para comenzar, reconócete como una persona valiosa con cualidades y características que te hacen un SER único y especial, cuyas metas y sueños son tan validas como las de cualquier otro.

Te invito a que leas los demás artículos de autoestima que tenemos en nuestra sección inspírate, lo cual te puede servir de primeros pasos para comenzar a escribir todas tus historias de éxito.

Si lo que deseas es algo más práctico, puedes leer nuestro libro Mi Paleta de Colores Personal, tiene una gran cantidad de ejercicios y actividades para que pongas en práctica y fortalezcas tu autoestima.

¿Quieres más artículos como éste?
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe semanalmente en tu email nuestras noticias.